El pequeño bastardo

 

Por Álibe

Allende los vientos mandarines

nos visitó el pequeño bastardo

Covid-19.

Con apodo de mascota olímpica

late, planea, jode, perrea

a sus anchas por el mundo;

y el muy canalla sale triunfante,

de momento, -solo de momento-,

ante la sorpresa de la peña.

Sin antídoto al alcance,

ni hoguera con la que chamuscar

su pérfida faz

presume de bien colonizarnos

en ingentes proporciones,

presume de someternos

al albur de sus caprichos;

se jacta de recluirnos en casa

con cara de pánfilo,

con mascarilla de chiste

e infinitas celulosas

para veleidades del esfínter.

Covid-19

¡Te nombro virus non grato!

¡Pírate ya!, ¡rápido!

Aunque sea de guisa lagartera.

Cuando tus febriles lanzas

sean razón finita

te recordaré como un mojón

en el universo mojonero,

como un parche inmundo

en el trasero de la desidia.

Imagen de portada: Cristina de Middel. Sodomo.

Imagen interior: Cristina de Middel. Naúfragos.

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s